Pentecostés y su Incidencia en la Concepción de Historia Universal y las Ciencias Políticas. Por Osvaldo Carvajal Rodríguez.

Este día, que para los cristianos se recuerda el día en que Jesús subió al Cielo, también es muy importante para las ciencias históricas y políticas, debido a que Jesús le ordena a sus Apóstoles que salgan al mundo a difundir su mensaje y, con ello comienza la diseminación de la concepción filosófica que más impacto ha tenido en la humanidad: el Humanismo Cristiano. Esa concepción que nos indica  que todos somos hijos de Dios, que ya no existe un Pueblo Elegido o «algunos elegidos», es la base de todas las corrientes humanistas de nuestra sociedad. Además, desde ésa concepción, todos somos parte de la Historia Universal, ya que todos somos amados por Dios, por lo que todos podremos recibir su Salvación.

Pentecostés es un día muy importante históricamente. De él surgen las Iglesias que Jesús mandó a crear, las Iglesias Apostólicas, que han difundido su mensaje por toda la humanidad.

Sin embargo, habiendo pasado más de 2000 años de ése día, aún la inmensa mayoría de los Seres Humanos no comprendan su Mensaje.

2 comentarios en “Pentecostés y su Incidencia en la Concepción de Historia Universal y las Ciencias Políticas. Por Osvaldo Carvajal Rodríguez.”

  1. Alicia García Diaz

    El mensaje, es vivir y siembra lo que realmente nos permite enfrentar la vida en todo momento, nos permite crecer sanamente, el amor, ese gran amor de Padre que nos entregó nuestro Padre Celestial con la venida y entrega de amor de su hijo amado Jesucristo. El único y verdadero testimonio que ha servido para encontrar el verdadero sentido de la vida, Amor, desde el alma.

  2. La poca comprensión del mensaje nos da cuenta de que nos centramos en lo humano, buscando siempre nuestra realización plena, convirtiéndonos en seres humanos egoístas dejando a un lado los principios Cristianos, olvidando ese gran Amor que nos sustenta cada día. Que podamos reflexionar y atesorar el privilegio de la salvación, de poder ser llamados hijos de Dios en igualdad de condiciones, que podamos caminar bajo sus principios con el fin de ser aporte y bendición en nuestra sociedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: