Ministerio de Desarrollo Social y Familia ejecuta amplio despliegue tras sismo 7.0 en Atacama

Luego del fuerte sismo ocurrido la madrugada del 01 de septiembre a 55 kilómetros al norte de
Huasco, la secretaría regional ministerial de Desarrollo Social y Familia, comandada por el seremi,
Luis Morales, junto a los servicios relacionados: SENAMA, SENADIS, CONADI, INJUV Y FOSIS, se
desplegaron por el territorio regional para levantar posibles afectaciones de grupos vulnerables y
sus familias, como lo es el caso de adultos mayores, personas con discapacidad, comunidades de
pueblos originarios, entre otros.
“Dentro del balance que podemos realizar por la emergencia ocurrida en la región, podemos
señalar que desde el minuto 1 hemos estado en terreno entregando apoyo a las personas y
levantando sus necesidades. Además, hemos contado con el gran trabajo de los servicios
relacionados, quienes salieron a terreno a evidenciar la realidad de cada grupo vulnerable, ya sean
niños y niñas, adolescentes, adultos mayores, personas con discapacidad, emprendedores(as),
etc”, informó el seremi de Desarrollo Social.
Dentro de este despliegue social en terreno, el equipo regional especializado del Servicio Nacional
del Adulto Mayor (SENAMA), liderado por su coordinadora, Ada Bassi, pudo corroborar el caso
particular de la Sra. Mónica Larrondo, una persona mayor de 74 años, que vio afectado su
domicilio a causa de este sismo 7.0.
“Durante la madrugada recibí el llamado de la Gobernadora de Copiapó, Paulina Bassaure, quien
me alertó respecto a una casa afectada en la zona céntrica de Copiapó, donde estaban residiendo
tres personas mayores. Por lo tanto, fuimos a terreno a verificar los hechos rápidamente. En el
lugar nos encontramos con Mónica, quien nos comentó estar muy afectada emocionalmente y
que contaba con algunos daños en el cielo de su domicilio.
En este contexto, generamos todas las acciones de apoyo psicológico a la adulta mayor de forma
inmediata y, a su vez, pudimos constatar que el dormitorio de la persona, se encontraba en
perfectas condiciones para que ella pudiese seguir manteniendo su estadía en el lugar”, manifestó
la coordinadora regional de SENAMA.
De esta misma manera, los integrantes regionales del Servicio Nacional de la Discapacidad
(SENADIS), se comunicaron con cada una de las agrupaciones comunitarias que están presentes en
Atacama, para conocer los requerimientos y realidad de las personas con discapacidad.

Al respecto, Gabriela Villanueva Fuentealba, directora regional de SENADIS, comunicó que
“gratamente no se reportaron daños personales ni materiales. De igual modo, hemos sostenido
reuniones con todos los encargados comunales de las distintas municipalidades de la región, para
ampliar la información”.
En lo que respecta al programa de Tránsito a la Vida Independiente, la directora Villanueva indicó
que “estamos trabajando con el equipo multidisciplinario, temas de salud mental, acompañando a
jóvenes que sufrieron descompensaciones emocionales producto del temblor. Sin embargo, son
casos aislados y los estamos manejando muy de cerca”.
Por otra parte, la Corporación Nacional de Desarrollo Indígena (CONADI), tomó contacto con todas
las comunidades indígenas de la región, para realizar un levantamiento de información de daños
físicos y de viviendas por este sismo.
“Todos manifestaron que físicamente se encontraban bien .Solo detectamos tres familias con
dificultades que abordar a causa del sismo. Una en la localidad de Canto del Agua, quienes
presentaron problemas en sus pozos de agua. Y, otras dos con complicaciones en sus viviendas
en la comuna de Copiapó. Por lo tanto, estamos buscando todas las instancias para apoyarlas en
esta difícil situación, tal cual no ha encomendado nuestro Presidente Sebastián Piñera”, indicó la
directora regional de CONADI, Ana María Zarricueta.
Este trabajo en terreno ha permitido visitar y contactarse a cada uno de los grupos que trabaja
diariamente el ministerio. En el caso de INJUV, su protocolo consistió de contención a través de
WhatsApp, mensajes de texto y redes sociales, donde más de 1947 jóvenes agradecieron la
preocupación por parte del Gobierno.
En tanto, el Fondo de Solidaridad e Inversión Social, FOSIS, también realizó un levantamiento de
daños y necesidades de usuarios de sus programas. Contactamos a alrededor de 200 familias,
logrando detectar dos casos puntuales que sí presentaron algunas dificultades, y están siendo
evaluados para que reciban la atención pertinente.
Por último, cabe destacar que, este despliegue del Ministerio de Desarrollo Social y Familia
seguirá operando durante los próximos días, de manera de poder seguir entregando contención y
ayuda a los grupos que más lo necesitan en la Región de Atacama.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: