Fiestas Patrias en tiempos de pandemia Escrito por Paulina Cabrera Nitsche, directora de la carrera de Gastronomía internacional y tradicional chilena, Santo Tomás, Copiapó.

Este 2020 ha sido un año diferente, y ahora nos toca afrontar nuestras tan preciadas fiestas patrias
con distanciamiento social, lo que significa no poder ir a una fonda, ni disfrutar con nuestros
familiares y amigos que no viven con nosotros. Pero todo esto podemos tomarlo como una
oportunidad para disfrutar nuestro hogar y con quienes estamos día a día preparar la fonda en
casa.
La comida es el invitado principal en esta celebración y sin duda alguna estaremos todos el 18 con
un asado, ya sea con los hijos, la pareja, con quienes conviven, incluso un asado por “zoom”,
“meet” o cualquier plataforma a distancia, que, para muchos, como en mi caso, ha significado un
punto de encuentro con familiares que no viven en la misma ciudad y que normalmente solo
compartía una o dos veces en el año.
Para tener un buen asado, lo primero que debemos considerar, son unas buenas brasas, para esto,
los chilenos utilizamos principalmente carbón, la recomendación es que sea de una madera firme
para que las brasas se consuman lentamente; la cantidad de carbón depende de la cantidad de
carne y los tamaños que utilizaremos. Como mínimo debemos considerar 2,5k para encender la
parrilla; si estimamos que el tiempo de cocción es menor a 90 min agregamos 1 k de carbón por
cada kilo de carne, pero si nuestra preparación será más lenta debemos tener 2 kilos de carbón
por kilo de carne. El tiempo para la preparación del asado dependerá de varios factores como: la
pieza de carne, el punto de cocción deseado, la temperatura ambiente, el viento, el tipo de
parrilla. Pero en definitiva si queremos preparar la carne ya cortada en porciones, esta tardará
mucho menos que si queremos asar la pieza completa.
El corte de vacuno que podemos seleccionar depende principalmente del gusto de los comensales
y del presupuesto; existen para todos los tipos.
Un buen asado dieciocheno no puede no estar acompañado de un choripán, con pebre y mayo,
ensalada a la chilena, papas mayo y muchas veces una gran variedad.
Si el día 19 nos queda carne asada del día anterior, los invito a preparar un buen ajiaco, así no
perdemos nada y es reponedor para continuar con la celebración. Para este ajiaco cortamos toda
la carne que sobró, cebolla pluma, tomate, zanahoria; hacemos un sofrito, el que condimentamos
con ají color, pimienta y orégano, le agregamos agua y después de unos 30 min le agregamos las
papas cortadas en cuartos, podemos agregar también porotos verdes, cuando las papas están
listas apagamos el fuego. Antes de servir lo decoramos con un poco de cilantro y ya está.
Ya para el día 20 podemos hacer un almuerzo más liviano, aprovechando nuestras costas y ricos
productos marinos, un pescado local, unos ricos mariscos de la zona.
Lo importante es compartir con quienes vivimos en casa, cuidarnos para luego, cuando todo pase,
poder reunirnos con todos quienes queremos.

No se vuelva loco comprando, existen emprendedores de nuestra ciudad, a quienes puede llamar
o contactar por internet y le llevan lo que necesite para celebrar a su casa.

¡Felices Fiestas Patrias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: