EL MANDATO CIUDADANO Por: MAGUIN CARVAJAL CORTES Periodista

La ciudadanía mayoritariamente y en forma transversal optó en el Plebiscito reciente por aprobar una nueva Carta Magna y además han sido claros en precisar que quienes trabajen en su redacción sean electos. O sea, hay  una implícita voluntad democrática de la mayoría de los chilenos, de fijar un mandato que ahora llega el tiempo de cumplir.

En primer término, la gente quiere una Constitución nueva, que elimine las desigualdades que fueron la causa del estallido social y por las cuales debe trabajarse en forma seria, responsable y que apunten a lo que la gente realmente necesita.

En segundo término, también hubo una mayoritaria aprobación que sea una Convención íntegramente elegida, lo que indica que la posibilidad de la Convención Mixta que apuntaba a ser compuesta por un cincuenta por ciento de los parlamentarios en ejercicio, fue desechada.

Y aquí los políticos deben tomar nota. No faltan los que argumentan que los chilenos no queremos la política. No, eso es falso. Lo que no queremos los chilenos son a los políticos que están más que desprestigiados porque no responden a lo que la gente espera de ellos. No basta realizar campañas en donde todo el mundo es su amigo antes de las elecciones, donde escuchan las múltiples quejas de la comunidad, pero cuando  asumen sus cargos, se olvidan de la gente, de sus necesidades y del mandato que le entregaron los electores, para cuidar sus propios intereses o los de sus partidos políticos. 

Por eso, digo que el mandato ciudadano es claro. El Plebiscito fue el primer paso. Ahora vienen los siguientes. El responder plenamente a lo que los chilenos pretendemos que se haga para tener una mejor calidad de vida: llámense mejores oportunidades en educación, en salud, en el ámbito laboral, en las viviendas propias, en la diversidad, el respeto a las mujeres, en el cuidado real de los niños como también el respeto de la tercera edad y las jubilaciones dignas para todos.

Se dice que los chilenos somos mala memoria, porque nos olvidamos rápido de los que nos ocurre, sin embargo, considero que ha habido un cambio fundamental en esto, y la mayoría está expectante por lo que vaya sucediendo más adelante, porque si las cosas no funcionan como la mayoría espera, no vamos a seguir esperando.

Ojalá que la clase política tome nota de esto, y se dediquen a dar soluciones a los problemas. Hoy vemos que ya están pensando en las cuotas de poder con precandidatos a Presidente, parlamentarios, alcaldes, concejales y Gobernadores Regionales, cuando la prioridad es otra. La ciudadanía en las urnas ha emplazado un mandato. Es su responsabilidad cumplirlo con la participación de  la comunidad que integran.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: