CICLO 2020 DEL PROGRAMA “BIENES A TÚ CASA” CONCLUYÓ CON UNA TREINTENA DE NUEVOS PROPIETARIOS EN LA REGIÓN DE ATACAMA

Los tramitantes recibieron sus documentos directamente en la comodidad de sus hogares, con todos los resguardos sanitarios, y siempre con mucha sorpresa, alegría y agradecimiento. Esto pues, para ellos, recibir un título de dominio fue mucho más que recibir un trozo de papel: para estos más de 30 beneficiarios y sus familias, recibir un título de dominio significó acreditar que el hogar que han forjado con sus propias manos y con su sacrificio, es finalmente suyo, alejando, de este modo, y para siempre, el ‘fantasma’ de un posible desalojo.

“Lo más importante de poder entregar un título de dominio, es dar la certeza, dar la tranquilidad, es cumplir sueños, (algo) que es tan importante para todos los chilenos y chilenas, y para todas las personas que viven en nuestro país”, señaló la Seremi Carla Guaita, quien aseguró que, en tal sentido, “estábamos conscientes de que teniendo una cantidad de títulos de dominio en nuestras oficinas, era imperioso hacerlos llegar a cada una de las familias; primero, para que estuvieran tranquilas; y segundo, para que pudieran generar todas las tramitaciones, todos los mejoramientos que se pueden generar, una vez que una persona es dueña del lugar donde vive”.

Así, tras concluir el ciclo de entrega de títulos de dominio de este año, Guaita argumentó sentirse “muy contenta, porque hemos recorrido la Región de Atacama entregando buenas noticias. Y estamos muy contentos del recibimiento de estas familias que visitamos. Fue precioso, fue maravilloso, y también nos hace sentir muy orgullosos del trabajo que estamos haciendo, y de formar parte de la felicidad de las personas, en torno a motivar y posibilitar que esto suceda. Sabemos que este es el inicio de muchas cosas buenas, y estamos seguros de que va a ser así”.

Cabe indicar que esta exhaustiva campaña comenzó en la comuna de Vallenar, y concluyó en la comuna de Copiapó, motivo por el cual, la Gobernadora Provincial de la capital regional, Paulina Bassaure, fue parte de este contundente cierre. La autoridad, destacó que, como Gobierno, “hicimos realidad un sueño, que todas las familias de la provincia de Copiapó tienen, que es el poder contar con un título de dominio del hogar donde ellos viven. Hoy día hicimos eso, les entregamos a todas esas familias un documento que abre puertas para seguir creciendo, para seguir avanzando, y para optar, por ejemplo, a los diversos proyectos o beneficios que tiene el Gobierno de Chile, para cada uno de ellos”, concluyó.

Testimonio de beneficiarios copiapinos

Álvaro Torres Herrera, vecino y beneficiario de la Villa El Litoral, indicó que “fueron varios años de espera, (pero) lo tramité por mis hijos. Y estoy contento, porque nunca pensé que el Gobierno, el Estado, iba a hacer algo por mí. Pensé que era imposible. Estoy muy agradecido del Presidente sobre todo, porque nunca pensé que de una persona tan chiquitita se iba a acordar, y ese granito lo agradezco enormemente, también el esfuerzo de cada uno de ustedes que han venido a mi domicilio, a entregarme este documento que es importante para mí”.

Por su parte, otra beneficiaria, la señora Rosa Ríos Abarca,  señaló estar “muy contenta. He esperado por tres años tener este título. Para mí es una alegría y una emoción. Aparte que estamos en pandemia, después de haber pasado tanto susto con esta enfermedad. Y qué bueno que haya sido (la entrega) en mi casa, para que conocieran cómo la tengo ahora, que me costó harto tenerla. Esta era una mejora, que me la vendió gente conocida, y la compramos ‘a lo compadre’ (sic). Y cuando decidimos hacer los trámites, la persona que nos había vendido, había fallecido. Tuvimos que conversar con los herederos, y así comenzamos a hacer los trámites. Así que feliz de tener el título en mis manos”.

Finalmente, María Cecilia Castro destacó que la entrega “estuvo muy bien, porque así la atención fue más personalizada. Contenta, feliz, tras tanto esperar este momento. Aquí (en la casa) hay varias historias, e incluso uno no se atreve a arreglarla mucho porque ‘todavía no es mía’; no teniendo el documento en mano, todavía no es de uno. Uno se limita un poco de hacerle ciertos arreglos; pero de aquí en adelante ‘nos vamos como avión’ (sic). Acá se ve reflejado en este documento, el esfuerzo de tantos años”, sentenció emocionada la vecina del sector Ampliación Prat.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: