En 13° aniversario de Instituto Confucio Santo Tomás destacan sólida relación comercial y cultural entre China y Chile

El Instituto Confucio Santo Tomás fue inaugurado en 2007 en la ciudad de Viña del Mar, siendo el
primero de su tipo en Chile. Actualmente, suma ya 19 puntos de enseñanza gracias a la
plataforma con la que cuenta Santo Tomás para difundir el idioma y la milenaria cultura china. Y
en su decimotercer aniversario, la Institución ofreció un interesante seminario virtual que contó
con ponencias de destacadas personalidades del ámbito diplomático y académico.
La jornada fue inaugurada por la Rectora Nacional de la Universidad Santo Tomás, María Olivia
Recart, quien destacó el sostenido crecimiento del Instituto Confucio a través del tiempo. “Hemos
sido reconocidos cuatro veces como mejor Instituto Confucio del Año y en 2015 fuimos elegidos
Instituto Confucio Modelo, reconocimiento se entrega desde 2015 a instituciones Confucio”,
indicó.
Asimismo, precisó que “desde sus inicios Santo Tomás ha tenido una estrecha relación con
China”, lo que le ha permitido “alcanzar importantes alianzas estratégicas, que a lo largo del
tiempo se han ido fortaleciendo y consolidando. Chile mantiene relaciones diplomáticas con China
desde 1970 y gracias al entendimiento y respeto mutuo, este país se ha transformado en uno de
los principales socios de China en América Latina, en lo económico y cultural”, sostuvo.
Por su parte, el Director del Centro Regional de Institutos Confucio para América Latina (CRICAL),
Roberto Lafontaine, manifestó que “los Institutos Confucio, desde su creación en 2004, han
realizado una labor fundamental en dar a conocer la lengua y cultura china a través del mundo.
Ha sido una labor impresionante, logrando entregar a comunidades, no sólo la oportunidad de
aprender el idioma chino mandarín, sino que también conocer la milenaria cultura y avances
actuales de China”.
Entender los escenarios
Acto seguido, el ex Presidente de la República y Embajador extraordinario y plenipotenciario
para la región de Asia-Pacífico, Eduardo Frei, ofreció una ilustrativa charla denominada “La franja
y la ruta: el boom de la inversión china en Chile”, ocasión en la que mencionó las sólidas
relaciones comerciales de ambas naciones.
“La gran posibilidad que tiene Chile para conectar con Asia y China a través del Pacífico es el
desarrollo de la infraestructura necesaria para ser parte del nuevo mundo. Hemos hecho esfuerzos
en el último tiempo, pero nos falta mucho. Estoy seguro que desarrollar proyectos como el 5G, la
fibra óptica, que son proyectos monumentales y que nos van a dar otro estatus en materia de
conectividad, servirá para solidificar aún más la relación comercial de ambos países”, agregó.
Similar postura tuvo el ex embajador de Chile en China, Fernando Reyes Matta, quien llamó a
“entender los escenarios que vienen, la trascendencia de las vinculaciones que se van a dar. Chile

se ve crecientemente desafiado a tener una política exterior que sea capaz de entenderse en el
mundo y a la vez debe decidir construir relaciones en base a sus propios intereses”, dijo.
En tanto, el actual embajador de Chile en China, Luis Schmidt, se refirió a los desafíos en las
relaciones comerciales con el gigante asiático post pandemia del COVID, asegurando que el
tratado comercial celebrado en marzo de 2019 “también será muy beneficioso”.
Hecho en China 2025
En su exposición, el diplomático, académico y ex director de la Oficina Comercial de Chile en
Beijing, Mario Ignacio Artaza, subrayó que “Chile definitivamente no es un país del montón
cuando se trata de historia, trayectoria e hitos con y en la República Popular China”.
En lo que se refiere al futuro de estas relaciones, destacó que “Hecho en China 2025 cuenta con
tres fases que apuntan a posicionar al país, como un protagonista en la provisión de alta
tecnología en las próximas décadas (…) se ha propuesto ocupar el segmento más sofisticado de la
cadena global de valor industrial, y el objetivo principal, en los segmentos críticos (“Core
Technology”) es lograr una integración del 40% para 2020 y del 70 % para 2025”.
Precisó que “estamos ante un verdadero Grande del cual todos podemos y, más importante aún,
debemos darnos el tiempo para conocer, descifrar, aprender, respetar, interactuar como un socio.
Lo inquieto sirve y da resultados en y con China”.
Relaciones bilaterales fortalecidas
En el marco del decimotercer aniversario del Instituto Confucio Santo Tomás, Cai Jingmin,
Presidente del Consejo de la Universidad de Anhui (China) y quien firmó el primer acuerdo de
trabajo conjunto entre el plantel asiático y Universidad Santo Tomás, sostuvo que “Chile fue el
primer país de Sudamérica en establecer relaciones diplomáticas con China y el primer país con el
que China firmó un tratado de libre comercio. Desde el establecimiento de relaciones diplomáticas
hace 50 años, las relaciones bilaterales han seguido fortaleciéndose y la cooperación en diversos
campos han seguido profundizándose”.
Sobre la misma recordó que “en 2007, la Universidad de Anhui y Santo Tomás establecieron
conjuntamente un acuerdo sobre la base de necesidades reales, con miras al futuro y de acuerdo
con el principio de cooperación y beneficio mutuo”, sentenció.
Por su parte, la Consejera Cultural de la embajada de Chile en China, Yang Changqing, destacó la
importancia de reconocerse culturalmente entre ambas naciones y valoró el trabajo conjunto que
han desarrollado con el Instituto Confucio Santo Tomás, destacando la actividad insigne que
realizan en conjunto cada año, el Año Nuevo Chino, que reúne a miles de personas de forma
gratuita en la Quinta Vergara.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: